Cáncer y Actividad Física

FARMAESTÉTICA & SPA

Farmaestética & spa en Palma de Mallorca
Cáncer y Actividad Física

Cáncer y Actividad Física

Cáncer y Actividad Física:

No solo de una buena alimentación vive la salud

Quien más quien menos todos conocemos a alguna persona que presume de llevar una buena alimentación sana,
que si veggie, frugívoro, bio, insectívoro o que solo se alimenta de Tsampa elaborado por monjes tibetanos,
todo regado con agua del Himalaya.

¿Pero hacer esto nos serviría para protegernos contra el cáncer?

La respuesta es no, no es suficiente.

Por mucha dieta sana que realices, si tu única actividad física que realizas al día es levantarte de la cama e ir al sofá y del sofá a la cama,
o al trabajo y volver o a lo que sea que te dediques,
y que no requiera que el mayor esfuerzo sea girar la llave de contacto de coche, estamos apañaos.

Y es que una alimentación saludable no lo es todo, sino que debe complementarse con ejercicio físico,
de tal forma que el ejercicio físico ha demostrado ser una medida eficaz para la prevención del cáncer.

En una reciente infografía publicada por el American  Institute for Cancer Research (AICR),
nos muestra que con tan sólo 30min de ejercicio al día podemos reducir la incidencia de distintos tipos de cáncer.

Cáncer y Actividad Física

En ella se nos dice que se físicamente activos reduce el riego de cáncer como

Cáncer de pecho postmenstrual, Colorectal, Endometrial

Además de que la actividad física ayuda a

Regular niveles de hormonas en sangre que contribuyen al riesgo de cáncer.
También regula la velocidad con la que la comida atraviesa el colon, reduciendo la exposición a cancerígenos.
Y previene del aumento de grasa corporal, uno de los causantes de cáncer

No solo la actividad física sirve para prevenir el cáncer,
sino que los especialistas coinciden en que su realización juntamente con una alimentación adecuada y el mantenimiento de un peso adecuado,
es positivo incluso para minimizar el impacto de determinados tipos de cáncer o reducir sus consecuencias y efectos adversos.

Según oncólogos de los hospitales Quirónsalud de Torrevieja (Alicante) y de Valencia

las personas con un índice de masa corporal normal (IMC), ≤ 25, tienen aproximadamente un 30% menos de incidencia en los cánceres más comunes relacionados con el sobrepeso (colon, mama, próstata, pulmón y útero), y los pacientes con cáncer que realizan ejercicio presentan mejores tasas de curación y supervivencia postratamiento.

Todo esto que se está hablando fue publicado en el periódico Correo Farmacéutico en Febrero de 2016, dónde el especialista de la Unidad de Oncología de Quirónsalud Valencia,
Antonio Llombart.
dice que  hacer ejercicio tres o más horas a la semana reduce el riesgo de cáncer de mama en las mujeres entre un 20 y un 30 por ciento.

Ello se debe a que esa actividad acelera el sistema de transporte de glucosa a los músculos y, como consecuencia, sus niveles y los de insulina son más bajos.
Y ello contrarresta la relación contrastada científicamente de la elevación de insulina en sangre con un mayor riesgo de cáncer de mama.

Además está comprobado científicamente que el sedentarismo aumenta las posibilidades de padecer cáncer de colon, pulmón y endometrio,
y por tanto, combatirlo tiene efectos beneficiosos

Por otra parte,

Antonio Brugarolas, director de la Plataforma de Oncología de Quirónsalud Torrevieja,
los pacientes con cáncer de mama, colon o pulmón que hacen ejercicio tienen un porcentaje mayor de curaciones después de la terapia o,
en caso de tener cáncer avanzado y metastásico, presentan una mayor supervivencia.

También se ha comprobado que hacer ejercicio durante o después del tratamiento,
favorece la recuperación, potencia la sensación de bienestar y ayuda a mejorar la fatiga y otros efectos secundarios que produce la quimioterapia intravenosa u oral.

Según Llombart, se debe a que
existen algunos mecanismos biológicos que se desencadenan con el ejercicio físico y que producen mejoras en el tratamiento de la enfermedad.
Como ejemplo, la actividad física mejora la tolerancia al tratamiento,

lo que hace que el paciente pueda completar la terapia con menos molestias.
Además incrementa las endorfinas y disminuye la actividad de algunos metabolitos o enzimas, como la progesterona o los estrógenos.

Recomendaciones

Existe una gran variedad de actividades en las que se produce una buena actividad física,
no tenemos porque volvernos locos y ponernos a hacer carreras de ultra resistencia.
La recomendación de ejercicio diario para una persona sana es de unos 30min al dia durante 5 días a la semana o de 1h 3 veces a la semana.
Para las personas con poca disposición,
se recomienda hacer una tabla de 15 minutos diarios que incluya flexiones de las piernas, abdominales y subir y bajar escaleras, además de andar otros 15 minutos.

Tenemos que dar gracias a la climatología del territorio español,
que nos permite desarrollar una inmensidad de ejercicios al aire libre como el running, ciclismo, caminar, senderismo, futbol, tenis, rugby, básquet, balonmano, etc.
¡¡Vamos una infinidad dónde elegir!!

También cabe decir que hay más pautas para seguir una vida activa,
como elegir las escaleras antes que el ascensor,
ir andando a los lugares cercanos en vez de coger el coche,
o incluso en la realización de las tareas domesticas a modo como lo hacía Freddie Mercury cantando el I want to break free

Así que amig@s no hay excusa para prevenir el cáncer y mover esos cuerpos,
eso si, si lo vais hacer con la ayuda de un personal trainer que os de cañita,
aseguraos que posee el título de Ciencias de la Actividad Física y el Deporte (CAFyd),
que ya se sabe que hay mucho fraude por ahí.

Pedro Marimón Cladera
Licenciado en Farmacia
Graduado en Nutrición Humana y Dietética nºcol: IB00130
Nutricionista en Marimontcuida